Diccionario



Chorreado con corindón

La principal función del chorreado con corindón, también conocido como arenado, es limpiar una superficie de restos de pintura, de la oxidación o para afinar superficies arañadas o marcadas. Se trata de un tratamiento mecánico que usa corindón proyectado a presión como abrasivo. Dada la dureza del corindón y la gran variedad de tamaños de grano que se pueden usar, se pueden conseguir desde superficies pulidas hasta rugosidades elevadas. Lo usual para los tratamientos de teflón de piezas metálicas es tener una rugosidad Rz de 1 a 8 micras.